Somos una institución educativa enfocada al desarrollo humano, académico y artístico de los estudiantes, lo que supone una mayor comprensión de sus procesos pedagógicos. Nuestra labor formativa está centrada en la búsqueda de autonomía y crecimiento personal a través del hacer creativo y reflexivo , valorando siempre las inquietudes y las capacidades de cada estudiante.

El Colegio Artístico Salvador pretende lograr aprendizajes de calidad mediante una enseñanza interactiva y reflexiva, que desarrolle un rol más activo y colaboratorio de los estudiantes en la construcción del conocimiento.

Desde este frente se intenta mantener la línea educativa que nos ha caracterizado desde un comienzo, rescatando desde Las Artes la necesidad de construir a partir del desarrollo en los estudiantes, una mirada más sensible, creativa y comprometida en el mundo que los rodea.

MISIÓN.

ESCENCIAL:

1.- Entregar las herramientas necesarias para desarrollar en los sujetos el sentir, el pensar y el actuar asertivo, como forma ideal de ser (modelo de ser humano).

2.- Favorecer y promover en todas sus disciplinas y por todos los medios la creatividad del estudiante.

3.- Permitir y potenciar las habilidades artísticas como formas eficaces de desarrollo personal y social de nuestros educandos.

4.- Formatear el quehacer social como práctica natural del espíritu creativo.

5.- Preparar a los estudiantes para asumir roles activos en nuestra sociedad.

6.- Desarrollar un espacio físico y relacional amable que favorezca la motivación tanto del educando como del educador.

7.- El actuar de todo integrante del Colegio Artístico Salvador, no importando su rol, debe ser bajo el imperativo moral de la calidad y la excelencia humana y profesional.

IDEALES EN TORNO A

1.- EDUCANDOS

El educando del CAS es un sujeto que busca sobre todas las cosas manifestar por los medios creativos la singularidad humana.

Es comprometido con su función de educando, situación que se define por ser un fenómeno de desarrollo y búsqueda constante en sus múltiples aspectos: Bio-Psico-Social y de trascendencia.

Es un sujeto que promueve y defiende el derecho irrestricto de la dignidad humana, impidiendo el daño, en todas sus innumerables manifestaciones, a si mismo y hacia otros.

2.- EDUCADORES

El educar del CAS es un sujeto responsable. Inquieto y de alto espíritu creativo, que valora enormemente los espacios de apertura intelectual y artística donde aportar con su experticia.

Es un sujeto comprometido con su función profesional, teniendo claro su rol formador en todos los aspectos del desarrollo de los educandos. Posee valores y principios humanistas inalterables frente a situaciones de conflicto.

Es un sujeto que promueve y defiende el derecho irrestricto de la dignidad humana, impidiendo el daño, en todas sus innumerables manifestaciones, así mismo y hacia otros. Es tolerante con la diversidad de los estudiantes.

3.- APODERADOS

El apoderado del CAS es un sujeto que sabe valorar los espacios de tolerancia y aceptación de la diferencia, donde la diversidad es el sentido propio del proyecto educativo y no un problema que resolver.

Es un sujeto comprometido con la facilitación de todos los medios que sus hijos y/o pupilos necesitan para que, con confianza y seguridad, éstos enfrenten su proceso de desarrollo. Tiene una actitud crítica y constructiva en relación al colegio.

EJES TRANSVERSALES QUE PROMUEVEN EL QUEHACER INSTITUCIONAL

1.- ESPÍRITU CREATIVO: Que lo entendemos como un estilo de ser, una vida llena del deseo de innovar, de explorar nuevas formas de hacer cosas, de convertir sueños en realidad. Estilo de ser que como lenguaje universal manifiesta tres fundamentales principios: Alegría, Compromiso y Confianza.

2.- ASERTIVIDAD: Forma de comportamiento en el sentir, pensar y actuar donde se manifiesta la máxima del amor: respetarme en el respeto de los otros. Esta forma de comportamiento invalida las tradiciones y aberrantes formas aprendidas: la sumisión y la agresión.

3.- ACCIÓN SOCIAL: Este aspecto funcional es esencial para el desarrollo del PEI, ya que promueve de dirección a toda manifestación del quehacer institucional. Es decir, toda gestión pedagógica-educacional realizada con y por los educandos tendrá un sentido de expresión social. Toda particular actividad pedagógica-educacional buscará estructurarse en parte de una o varias expresiones de encuentro social, donde sea la comunidad o grupos de ella quien se beneficie de la expresión última del quehacer de nuestros educandos.