En las diversas etapas de desarrollo de la niñez a la juventud, en el área de Artes Visuales, nos hemos propuesto fortalecer la formación de los jóvenes desde el desarrollo de una mirada creativa y constructiva, respetando los procesos internos de cada estudiante, apreciando el valor del trabajo, la autogestión y la superación de las propias limitaciones técnicas, explorando de manera seria el conocimiento, la profundización y la experimentación del dibujo, la escultura, el grabado, la gráfica y la pintura.

Las tendencias actuales en enseñanza artística promueven la incorporación de nuevos lenguajes expresivos y dimensiones creativas, considerando intereses y necesidades de las actuales generaciones. Estas amplían la concepción del arte, abriendo horizontes y diversificando la mirada frente a las manifestaciones artísticas emergentes.

Consecuentemente, para implementar una enseñanza de las Artes Visuales que responda a estos desafíos, a las características propias del alumnado, sus distintas etapas evolutivas y contextos culturales, la propuesta curricular se articula sobre la base de una secuencia de objetivos y contenidos adicionales graduados, según la edad y el nivel de desarrollo. En las distintas etapas, se abordan, de manera integrada, la apreciación estética, la creación, la reflexión crítica y la difusión de los procesos y productos artísticos.

De esta forma, la condición final de un proceso de Enseñanza Artística Visual debe ser el desarrollo de una poética propia y original de interpretación y de producción que refleje la interacción personal y social con el mundo y la transformación simbólica de esa interacción. Todo esto dentro de un marco conceptual acorde al nivel y al dominio de los procedimientos, técnicas, materialidad, del o los lenguajes elegidos y con una actitud acorde a un horizonte humanista, participativo, creativo y crítico.

Así la Enseñanza Artística Visual busca promover los principios fundamentales, mediante una pedagogía activa, contextualizada, con una gran variedad de motivaciones y formas de trabajo. Es de este modo como los estudiantes son promovidos desde el Colegio Artístico Salvador como sujetos que establecen desde el arte la construcción de una sociedad más sensible y creativa.